[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive] Wassertropfen .

Diario de viaje
Colombia (21.9.2011 - 18.10.2011)


Al final, con más de una semana de retraso, he conseguido salir de Ecuador el día 21.9.2011. No quería salir de este hermoso pueblo de Mindo. Para recuperar un poco de tiempo, volé directamente desde Quito a Cartagena, la ciudad mas grande en las costa caribe de Colombia. He llegado por la noche, el calor del caribe me dió una buena bienvenida. El contraste entre el fresco clima de los Andes en Quito y el clima aquí, es muy grande.
Cartagena, era la ciudad mas grande e importante para el comercio de los españoles en las costa del Caribe. Sufría repetidos ataques de los piratas y otros enemigos; los españoles, tuvieron que construir varias fortalezas para protegerse de los continuos ataques.Muchas de estas construcciones, se han conservado muy bien en el tiempo y forman parte de la fisonomía de la ciudad. Me quedo aquí durante un día, visitando varias de estas fortalezas a utilizando como medio unos viejos camiones, que son como autobuses. Me encontraba en uno de ellos haciendo una visita, justo cuando una violenta tormenta con lluvias torrenciales ha pasado por la ciudad. Estábamos dentro del camión, con toldos alrededor, y la gente se amotinó porque no quería seguir el tour en estas condiciones. Habría que llevar a los hoteles a todo el mundo, y el tour comenzó con un retraso de más de dos horas. Tuvimos la suerte de que nuestro camión era tan alto que cuando cruzamos las calles hundidas de Cartagena, solo el impiaparabrisas podrí ser útil, pero nuestro conductor no lo necesitaba y nos ha traído con más o menos seguridad a nuestra primera parada. Gracias al retraso, llegamos cuando la tormenta se había acabado y presenciamos en Cartagena un increíble ambiente de luz genial!

Continuando con mi viaje, me he ido a lo largo de la costa en dirección este hacia Taganga, paraíso para gente surfista, buceadores y también punto de origen para excursiones a la Sierra Nevada dónde se encuentra la Ciudad Perdida, mi próximo destino.

He hecho la reserva por la tarde y salimos al día siguiente por la mañana. Como ya es habitual aquí, la organización no es nada buena y tardamos mucho en recoger a toda la gente, cargar las cosas, comida, y al final llegamos a Mamey a la una de la tarde, después de 3 horas conduciendo. Mamey un pueblo pequeño en medio de las montañas de la selva de la Sierra Nevada. A partir de aquí nos tocará caminar 3 días hasta la Ciudad Perdida. Mientras cargamos las mulas y almorzamos, el cielo comenzó a oscurecerse, lo cual nos dio una idea de cómo iba a seguir el tiempo. No caminamos mucho cuando el primer río que tenemos que cruzar nos obligó a hacer una parada. Con las lluvias fuertes mas arriba en las monta ñas, el nivel del agua ha crecido mucho y lo hizo imposible de atravesar, y hemos tenido que cruzar este río en tres ocasiones. Nuestro guía tiene otro plan, y nos ha preparado una ruta alternativa a través de la maleza y bordeando el río, para tener que atravesarlo solamente una vez, más arriba. Mientras caminamos, la tormenta ha llegado y en pocos minutos estamos empapados. La intensidad de la tormenta hizo imposible el plan de atravesar el río y tuvimos que regresar al pueblo de salida, donde nos cambiamos y aunque con esta humedad, nada va a secar, las ropas se escurrieron un poco. Preparamos las hamacas y fuimos al pueblo e hicimos una de las mejores inversiones de este tour, nos compramos una baraja.
Después una estupenda noche en la hamaca, salimos al día siguiente de madrugada, ya que para la tarde se preveían tormentas otra vez y como no habíamos caminado el día anterior hoy nos tocaría caminar dos etapas, 6 horas. Al vestirme con las ropas mojadas del día anterior, despierto inmediatamente. El rio de ayer, ahora es solo un pequeño arroyo de menos de 40 cm y cruzarlo es ningún problema. Después de atravesarlo, comienzan las subidas y bajadas, y la humedad en el aire me hace sudar como loco. El paisaje que pasamos es increíblemente bello y maravilloso. Y las cascadas que pasamos son sitios bienvenidos para refrescarse un poco. No hace falta desvestirse, estamos tan empapados por el sudor que podemos saltar al agua con todo puesto, no hay diferencia. Un poco antes del Campamento pasamos un pueblo indígena de las Kokis. Las Kokis son uno de los dos grupos de indígenas que viven en la Sierra Nevada, se encuentran completamente aislados y los guías las tratan con mucho respeto. El contacto con ellos solo se realiza cuando ellos lo desean. Los Campamentos son muy cómodos. Hay hamacas o colchones con mosquitera y la comida que prepara el guía con su ayudante es deliciosa. Anteriormente había muchos problemas con las guerrillas en Sierra Nevada y después de algunos secuestros y haber estado este camino para el turismo, hace unos tres años, que se ha abierto nuevamente.
En el tercer día llegamos por la mañana al último campamento que está situado una hora de la Ciudad Perdida. Después del almuerzo, subimos la última parte hasta las ruinas y como nuestro grupo tiene un horario especial, somos los únicos aquí en este momento. Incontables plataformas se las juntan allí conectado con escaleras, algunas muy grandes. A parte de las ruinas, otra cosa muy impresionante es el maravilloso entorno en el que éstas se encuentran. Después de otro descanso a lado de una cascada cercana, empezamos con el regreso. En los dos días siguientes, caminamos la misma ruta para salir la selva.

Bild1
Bild2
Bild3
Bild4
Bild5
Bild6

Después de un día de descanso en Taganga en que y aprovecho para bucear fuimos con una amiga del grupo de la último tour al norte a la península de La Guajira, en la región fronteriza enter Venezuela y Colombia donde viven los indígenas de Wayhuu
Este península es famosa por su fabuloso paisaje, en un lado tienes el azul turquesa del mar del caribe y en el otro lado el desierto, con la arena roja y sus enormes cactus. En medio de todo esto se encuentran algunas cabañas de las Wayhuus. El camino hasta allí no era tan difícil como pensábamos, algunas horas en jeep por carretera, 3 horas en un pequeño barco y hemos llegado. De repente te encuentras en el Punto Gallinas, el punto más norte de este continente, donde siempre esperan algunas hamacas a los pocos turistas que llegamos hasta aquí. Después de tres días de caminatas por el desierto comiendo arroz con huevo frito 3 veces al día, volvimos por el sur a Riohacha donde se separaron nuestros caminos.

Tenía que ir poco a poco en dirección sur a Bogota. El viaje son más de 18 horas en autobús, con lo cual fui haciendo paradas a lo largo de la ruta. Me quedé en los pueblos de Barichara y Villa de Leyva. Después del calor de la costa, el clima fresco de las montañas es de agradecer. Son pueblos muy tranquillos, marcados por su arquitectura colonial proveniente de los españoles, con sus casas blancas y sus balcones.

Bild7
Bild8
Bild9
Bild10
Bild11
Bild12
Bild13
Bild14
Bild15

Después de una parada breve en Bogota, salgo a Leticia, en la zona fronteriza entre Brasil, Colombia y Peru. Aquí te puedes mover libremente entre los pueblos de los tres países. Solo cuando quieres adentrarte algo más, tienes que pasar por una oficina u otra para sellar tu pasaporte. Pero esta aventura burocrática no la he hecho, ya que antes de ir a Peru voy a Puerto Nariño un pueblo pequeño en la selva colombiana.

Este pueblo es muy tranquilo, con grandes posibilidades para hacer caminatas por la selva. Estoy buscando un alojamiento un poco fuera del pueblo y me quedaré una semana allí haciendo caminatas y jugando con los animales que tienen recogidos. Esta cabaña está participando en un programa para rescatar y liberar animales silvestres que la gente ilegalmente intentar a vender. Por el momento tienen un grupo de tres monos ardillas y tres papagayos. La mayor parte del día no están, pero cuando dejas a su alcance en la hamaca, puedes estar seguro que no durará mucho tiempo, aparecerán a por su parte de la fruta. Era un estupendo momento en el que tenía la posibilidad de observar cómo estos animales interactúan de forma tan parecida a los niños. Igualmente observando cómo se pelean por la fruta, con el resto de habitantes de la cabaña.

Pero este tiempo también ha pasado, y en último día en Colombia tenía que resolver todo el tema burocrático. Ahora tengo dos sellos nuevos en mi pasaporte y puedo ir a Iquitos en Perú sin problemas solo faltan 12 horas en el barco rápido para subir el Amazonas.

Bild16
Bild17
Bild18
Bild19
Bild20
Bild21
Bild22
Bild23
Bild24


[an error occurred while processing this directive] el saltamontes [an error occurred while processing this directive]
© Concepción, Diseño, Texto y Fotos: Markus Meissl